22 de febrero 2015

Enregistrer au format PDF |

CALENDARIO LITÚRGICO

  • Domingo 22: Domingo I de Cuaresma
  • Lunes 23: San Policarpo
  • Martes 24: San Vartán y compañeros
  • Miércoles 25: Bto. Sebastián Aparicio
  • Jueves 26: San Néstor y San Porfirio
  • Viernes 27: San Leandro
  • Sábado 28: San Román y San Lupicino

VIA CRUCIS Todos los viernes de Cuaresma tenemos en nuestra iglesia el piadoso ejercicio del Via Crucis bilingüe. Tendrá lugar a las 19h, por tanto, ningún viernes de Cuaresma habrá misa en español.

CONSEJO PASTORAL Reunión el próximo martes 24 a las 19h30.

CURSILLOS PREMATRIMONIALES Recordamos que todos los que deseen contraer matrimonio canónico deben hacer estos cursillos. Nuestra parroquia los propone en cinco reuniones todas ellas en viernes: 27 de febrero y 6, 13, 20 y 27 de marzo, de 20h a 21h. Los interesados hablen con el P. Arturo.

MENSAJE DE CUARESMA DEL PAPA FRANCISCO «Fortalezcan sus corazones» (St 5,8) [Continuación] «Si un miembro sufre, todos sufren con él» (1Co 12,26) – La Iglesia La caridad de Dios que rompe esa cerrazón mortal en sí mismos de la indiferencia, nos la ofrece la Iglesia con sus enseñanzas y, sobre todo, con su testimonio. Sin embargo, sólo se puede testimoniar lo que antes se ha experimentado. El cristiano es aquel que permite que Dios lo revista de su bondad y misericordia, que lo revista de Cristo, para llegar a ser como Él, siervo de Dios y de los hombres. Nos lo recuerda la liturgia del Jueves Santo con el rito del lavatorio de los pies. Pedro no quería que Jesús le lavase los pies, pero después entendió que Jesús no quería ser sólo un ejemplo de cómo debemos lavarnos los pies unos a otros. Este servicio sólo lo puede hacer quien antes se ha dejado lavar los pies por Cristo. Sólo éstos tienen «parte» con Él (Jn 13,8) y así pueden servir al hombre.

La Cuaresma es un tiempo propicio para dejarnos servir por Cristo y así llegar a ser como Él. Esto sucede cuando escuchamos la Palabra de Dios y cuando recibimos los sacramentos, en particular la Eucaristía. En ella nos convertimos en lo que recibimos: el cuerpo de Cristo. En él no hay lugar para la indiferencia, que tan a menudo parece tener tanto poder en nuestros corazones. Quien es de Cristo pertenece a un solo cuerpo y en Él no se es indiferente hacia los demás. «Si un miembro sufre, todos sufren con él; y si un miembro es honrado, todos se alegran con él» (1Co 12,26).

[Continuará]

Papa Francisco


Agenda
« julio de 2018 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Próximamente...