23 de noviembre Cristo Rey

Enregistrer au format PDF |

JESUCRISTO REY DEL UNIVERSO

Esta fiesta, que cierra el año litúrgico de la Iglesia, fue instituida por el papa Pio XI en un momento crucial para la Historia de Occidente, a comienzos del siglo XX. La I Guerra Mundial había desbaratado las tradicionales estructuras sociales, habían desaparecido antiguos Imperios, y parecían perfilarse en el horizonte unos nuevos poderes, con tendencias muy totalizadoras: el nazismo y el comunismo soviético.

Con la institución de la fiesta de Cristo Rey, el Papa quiso recordarnos, a todos los cristianos, que todo poder, en el cielo y en la tierra y en los abismos, ha sido puesto en manos de Jesucristo, que Él es el único Señor, y que no debemos adorar a nadie más que a Él.

¿Cómo podemos entender hoy, en un mundo “democratizado”, esta soberanía de Cristo sobre el universo? Acudamos a la palabra de Dios de este domingo para ver qué nos dice.

Ante todo, Cristo es Rey porque su vida ha sido un servicio permanente a sus hermanos los hombres, como lo es la del pastor para sus ovejas: es una soberanía “pastoral”, pero de Buen Pastor, que busca lleno de amor a sus ovejas, y las carga sobre sus hombros para conducirlas mansamente a la seguridad del redil, donde hay vida.

Cristo es Rey porque en su muerte de cruz Dios ha reconciliado al hombre consigo, y en su resurrección lo ha elevado a la gloria, primero entre muchos hermanos: como Rey victorioso sobre la muerte, nos ha abierto el camino, para que también nosotros alcancemos victoria sobre el enemigo, y con Cristo reinemos eternamente.

Y su reinado se va a manifestar, como dice el Evangelio, cuando sea establecido juez entre el bien y el mal, entre la justicia y la injusticia, entre la misericordia y la opresión. Cuando dirá a sus ovejas: “venid, benditos de mi Padre…” porque obrasteis misericordia con vuestros hermanos más necesitados, y, en ellos, conmigo.

Razón tenía Pio XI al proclamar que Jesucristo es Rey del Universo. Porque con su vida, su muerte y su resurrección ha establecido para siempre una forma nueva de ser hombre, basada en la ley nueva, el mandamiento del amor fraterno; y al final de los tiempos, cuando nuestra esperanza será colmada, esta forma nueva será el criterio distintivo entre lo que es de Dios y lo que no lo es, y según este mandamiento nuevo, el mundo será juzgado.


Agenda
« junio de 2018 »
L M M J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

Próximamente...