23 octubre 2016 - S. Antonio M. Claret

Enregistrer au format PDF |

CARITAS CHRISTI URGET NOS

Cuando fue nombrado arzobispo de Santiago de Cuba, Antonio María Claret escogió como lema episcopal el texto de la Segunda Carta de San Pablo a los Corintios (2Cor 5,14), que dice: “El amor de Cristo nos apremia” (Caritas Christi urget nos). E hizo de este texto el programa de toda su vida y su acción pastoral.

Caritas, el amor. Desde muy pequeño experimentó la presencia de este amor, que iba descubriendo en infinidad de detalles, signos de un particular cuidado de Dios hacia él. Y esta experiencia de ser amado se decantaba, a su vez, en un amor hacia Dios, su buen Padre, amor que necesariamente excluía toda ofensa, todo pecado. Y a la par todo temor.

Christi, de Cristo: y el amor de Dios lo veía hecho carne en la persona del Señor Jesucristo. Cristo es la manifestación excelsa del amor de Dios, la más fuerte palabra de amor que el Padre ha podido pronunciar. El amor de Cristo hacia él no queda baldío, sino que provoca llamas de amor a Cristo. El amor del amado y el amor al amado.

Urget, apremia: cuando el amor de Dios en la persona de Cristo arde en el corazón, lo transforma en un corazón de apóstol. Y corazón apostólico tuvo Antonio María Claret. Todo le parecía poco, a la hora de llevar a Cristo a los hombres. Todo le parecía necesario a la hora de convertir a los hombres al amor de Cristo. “Señor y Padre Mío, que te conozca y te haga conocer; que te ame y te haga amar; que te sirva y te haga servir; que te alabe y te haga alabar por todas las criaturas”.

Nos: Esta experiencia de amor no se finaliza en la persona de Antonio María Claret, como no se finalizaba en la persona de San Pablo, sino que se extiende, a lo largo de los tiempos, a todos aquellos que se llaman y son discípulos de Jesucristo: a nosotros. También nosotros, como Pablo y como Antonio María Claret, hemos de experimentar que Dios nos ha amado en Cristo, y responder a ese amor con amor. También nosotros, como Pablo y como Antonio María Claret, hemos de buscar, por todos los medios posibles, el bien y la salvación de todos los hombres. Todos nosotros, como Pablo y como Antonio María Claret, hemos de ser apóstoles de Jesucristo, para que venga a nosotros el Reino de Dios.


Agenda
« agosto de 2018 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Próximamente...