25 enero 2015

Enregistrer au format PDF |

«Creed en el Evangelio»

El actuar de Jesús está totalmente referido a Dios. Todo lo que él viene a anunciar está resumido en esta afirmación: Dios es el Señor —él y ningún otro fuera de él—, y Dios se ha hecho cercano. De este mensaje deriva el mandato: «¡Convertíos! No podéis continuar en vuestro camino habitual; debéis cambiar de dirección; debéis convertiros».

Esta conversión se hace creyendo en el Evangelio, creyendo en el contenido del mensaje de Jesús. Creer significa aquí fiarse, tomar en serio y hacer de esta afirmación —Dios es el Señor y Dios está cerca— el fundamento de la propia vida. El mandato viene sólo después del mensaje, como invitación a acogerlo.

Jesús no les propone a los que llama un programa determinado, convenciéndoles de que es razonable comprometerse a fondo en él. Los llama a seguirle. Él les precede y ellos van detrás. Él indica la dirección y el camino. El contenido fundamental de la llamada y, consiguientemente, de la nueva vida de los discípulos, es la orientación a Jesús, la comunión de vida con él. Los discípulos no saben adónde les conducirá el camino. Ellos confían y se dejan guiar por Jesús.

Quizá hoy debamos preguntarnos, ante este Evangelio, cómo influye en nosotros la realidad de que sólo Dios —y nadie ni nada fuera de él o junto a él— es el Señor y qué consecuencias se siguen para nuestra vida. Y como su llamada es ante todo invitación a estar con él y a dejarse guiar por él, en la eucaristía de este domingo tenemos la oportunidad de renovar nuestra confianza, dejarnos guiar de verdad y creer en el Evangelio.


Agenda
« julio de 2018 »
L M M J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

Próximamente...