4 diciembre 2016. II Adviento

Enregistrer au format PDF |

CONTEMPLAR CÓMO LLEGA LA BUENA NOTICIA

Es el Adviento un tiempo que nos es concedido para contemplar cómo llega a nuestra vida la Buena Noticia de Dios. El camino que toma el Espíritu de Dios para anunciarnos esta Buena Noticia es muy largo, viene de muy antiguo: comienza por un aleteo (Gn 1, 2), sigue por un susurro (1Re 19, 12), a continuación un brote (Is 11, 1-2), finalmente asume la carne humana (Lc 1, 35). Han tenido que pasar miles de años para que Dios se hiciese “Dios con nosotros”, mostrando así su infinita paciencia y bondad.

En el día a día, acercar nuestro corazón a esta realidad, que el corazón de Dios está abierto a todos desde siempre y para siempre, nos llena de un profundo consuelo y de una serena alegría. Con frecuencia, sentimos que este consuelo y esta alegría no son especialmente duraderos, que nos vemos ahogados por nuestras propias contradicciones, sin embargo, el mismo Espíritu que trae la Buena Noticia sigue impulsando en nosotros el deseo de un amor que nunca termina.

En nuestro ritmo cotidiano, el recuerdo continuo de la Palabra Divina, que siempre es Buena Noticia, nos ayuda a descubrir qué es lo verdaderamente importante de nuestra existencia: la vida del pobre que clama, del afligido que no tiene protector, la vida del indigente (Sal 71, 4), del huérfano y de la viuda (Is 10, 2). En el corazón de la Palabra Divina late la justicia y la misericordia que anhelan hacerse carne también en el corazón del hombre.

“Un niño envuelto en pañales” nos da la señal de que la Buena Noticia se da en una absoluta fragilidad e inocencia. ¿Seremos nosotros capaces de acoger esta Verdad, en medio de las agitaciones cotidianas? Más allá de los mensajes que nos invaden de la sociedad de consumo ¿tendremos el corazón lo suficientemente libre como para dejarnos conmover por un Dios que sólo puede amar?

Espíritu Santo, presencia invisible en el corazón humano, Tú siempre permaneces a la espera para que nosotros te reconozcamos, hasta que un día podamos decir: “Nunca he estado solo, Tú siempre me has acompañado”.


Agenda
« agosto de 2018 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Próximamente...