8 de enero 2017. Epifanía

Enregistrer au format PDF |

DE LA ANGUSTIA A LA CONFIANZA

Compartimos el misterio de una profunda alegría: la humilde presencia de Dios con nosotros. Y este misterio está abierto a todos, sin distinción, pequeños y grandes, cercanos y lejanos, jóvenes y mayores. El Dios con nosotros está dispuesto a “liberar al pobre que clama, al afligido que no tiene protector y al indigente” (Sal 71,12-14).

En ocasiones te dices: “¿seré yo capaz de reconocer este misterio de Dios en mi vida?”. Sin dudarlo, da un paso adelante que te lleve más lejos, estás llamado a una confianza sin límites en el Dios de la vida. La prueba de que avanzas en el camino, de la duda a la confianza, es que tu corazón se llena de asombro y se ensancha (Is 60, 5). De pura gracia y amor estás colmado, aun en medio de dificultades y tinieblas. Por muy oscuros que parezcan los problemas que acechan tu vida a tu alrededor, la luz de Cristo penetra hasta el fondo del alma y te hace exclamar, como lo hizo un antiguo creyente en el siglo IV: “¡Tarde te amé, Hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y tú estabas dentro de mí y yo afuera, y así por fuera te buscaba; y, deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste. Tú estabas conmigo, mas yo no estaba contigo”.

Unos sabios, venidos de Oriente, supieron reconocer este misterio de Dios en la fragilidad de un niño con su madre. Llenos de una inmensa alegría, fueron capaces de arrodillarse ante la verdad más grande. Por eso quisieron regalarle lo mejor de entre todas las cosas que portaban consigo. Este gesto de adoración ilumina hoy nuestra vida. En nuestra sencillez, somos invitados a ofrecer delante de Dios aquello que portamos con ilusión y está escondido a los ojos de los demás. Cristo, que penetra lo más profundo de nuestro corazón, acoge nuestro sufrimiento y alienta nuestra esperanza como la dulzura de un niño clama por el abrazo tierno de una madre.

Espíritu Santo, luz en nuestros corazones, tú nos conduces cada día de la angustia a la confianza, tú preparas en nosotros el camino que nos lleva a la paz.


Agenda
« agosto de 2018 »
L M M J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

Próximamente...